Go, Historia y estrategia sobre el mismo tablero.

img.jpg

La fascinación que los occidentales solemos tener con Oriente recae en la infinidad de elementos que nos diferencian: sus costumbres, su Historia, su cultura…

Parece casi de ciencia ficción cómo una especie puede desarrollarse de manera tan variopinta dependiendo del lugar donde se asiente, no obstante, las similitudes existen, de hecho, podemos encontrar comportamientos similares en todas las civilizaciones que han poblado nuestro planeta desde el momento en que el mono se dio cuenta de que a dos patas podía ver más lejos.

Uno de estos comportamientos es el juego. Todas las culturas han desarrollado una o varias actividades para satisfacer sus necesidades sociales y de ocio, en muchos casos dirigidas al fortalecimiento de las habilidades físicas, pero en otros muchos el juego se realizaba para poner a prueba las habilidades mentales.

En Oriente, uno de los juegos más antiguos y con más éxito en Occidente es el go. Originado en China, se estima que hace unos 3000 años, el go es un juego de estrategia para dos jugadores donde la idea es ir ganando territorios o zonas a través de la colocación de piedras en las intersecciones de un tablero.

Muchos países del mundo han adoptado este juego. En nuestro pequeño rincón del mundo también podemos jugar gracias al club de go de Gran Canaria, el Club Go-fio (muy apropiado), hemos hablado con ellos para que nos cuenten un poco lo que hacen.

Miembros del Club Go-fio haciendo una demostración en el Tanabata Day.

El Club Go-fio está inserto en la Escuela Complementaria Japonesa, allí se imparten clases gratuitas de go los domingos por la tarde para cualquier tipo de público. El juego consiste en un tablero, fichas blancas y fichas negras; hay tres tipos de tablero dependiendo de la dificultad y la maestría en el juego, está el más pequeño, de 9x9, el de 13x13 y, por último, el más grande de 19x19, que es el que se suele usar en campeonatos y competiciones.

Cada jugador va conquistando zonas colocando una ficha en las intersecciones del tablero, las negras juegan primero y gana el que más zonas tenga; hay reglas para capturar las piezas de tu contrincante y darle la vuelta a situaciones comprometidas, pero si queréis conocerlas os aconsejo que os paséis un domingo por la escuela para que aprendáis de mano de profesionales.

Participantes del Tanabata Day jugando al go.

Podéis encontrar también al club de go colaborando en eventos del estilo Tanabata Day, Salón del Manga y similares; o, si ya tenéis idea de cómo jugar, podéis apuntaros a cualquiera de los torneos que organizan; el próximo será un amistoso extraoficial en septiembre para rangos de 12 a 20 kyu.

El kyu es la manera de designar el rango de un jugador, un principiante comienza teniendo 30 kyu y debe ir descendiendo hasta llegar a 1, una vez alcanzado el 1 kyu se comienzan a obtener “Dan” (igualitos que en las artes marciales, ya os hablamos de ellos en un artículo anterior sobre la judoka Sara Ortega). Se entienden los grados kyu como los grados del estudiante y los dan como los grados del maestro.

Si ya habéis superado los 12 kyu y este torneo se os queda pequeño no tenéis que preocuparos, en noviembre se organizará otro torneo (que no tendrá nada de amistoso), para más rangos, podéis informaros preguntando directamente a los chicos del Club Go-fio en su página de Facebook o Twitter.

La gente suele comenzar a jugar al go porque les recuerda a las damas e, incluso al ajedrez por el color de las fichas, pero cuando se dan cuenta de que no tienen nada que ver quedan atrapados por él.

Desde Red Canary Media os invitamos a sentaros delante de un tablero, probar vuestras habilidades estratégicas en el go y ser parte de este juego milenario que ha conquistado sus propios territorios en gran parte del mundo.