Hombres, hombres, hombres...

img.jpg

Dibujo por Elena Florido

Hombres del mundo, el artículo de hoy es para vosotros. Sí, ya era hora de que os dedicáramos un tiempo en exclusiva, ya que cada vez sois más los que os interesáis por vuestro aspecto, la moda, y de qué manera la podéis usar a vuestro favor y sacarle el máximo partido.

Para ayudaros en esta tarea lo primero que debemos hacer es analizar vuestra morfología, así podréis saber qué tipo de cuerpo tenéis y podremos aconsejaros qué prendas son adecuadas para cada uno. Recordad que, por mucho que llevéis ropa de firma “cara”, si no se ajusta a vuestra figura será un dinero mal invertido.

Así que es esencial conocer qué tipo de cuerpo tenéis, acentuando los puntos fuertes y disimulando los débiles.

Podemos hacer una clasificación de cinco tipos de morfologías masculinas: Trapezoide, triángulo, triángulo invertido, rectángulo y oval.

 

Trapezoide

Esta silueta sería la equivalente del reloj de arena de la tipología femenina para el género masculino. Se caracteriza por tener la espalda ligeramente más ancha que las caderas y la cintura algo más estrecha (pero sin ser extremadamente delgada), las piernas son más anchas en la parte de los muslos, reduciendo el tamaño hasta los tobillos.

Ésta es una figura muy común entre los hombres, no suelen tener una excesiva musculatura pero tampoco tienen sobrepeso, poseen lo que se llama una complexión media.

Según el canon de belleza actual, el trapezoide es la figura que aporta al cuerpo masculino la “armonía perfecta” debido a su proporción y masculinidad. Si posees este tipo de cuerpo lo tienes muy fácil para vestirte:

  • La espalda es uno de los puntos fuertes de este cuerpo, para potenciarla puedes usar líneas horizontales o colores claros, teniendo siempre en cuenta la armonía general.

  • Si quieres usar colores más vivos es recomendable combinarlos con tonos neutros para que no alteren el equilibrio natural del cuerpo.

  • A la hora de usar prendas largas, un posibilidad es vestirlas por capas, ¿cómo?, te ponemos un ejemplo: podemos jugar con una primera capa alargada como una camisa desabotonada por fuera del pantalón estilo “cardigan”, debajo de ella una camiseta por dentro del pantalón y, por último, un cinturón que dirija la atención a esa zona. De esta manera, al usar doble prenda das volumen a los hombros y el toque del cinturón ayuda a equilibrar para que el conjunto se vea proporcionado.

  • Te favorecen la mayoría de los cortes de pantalón, aunque en el caso de las bermudas y pantalones cortos es aconsejable tener en cuenta la altura para no alterar las proporciones: para chicos de estatura baja es recomendable usar un largo hasta la rodilla o ligeramente por encima para que no acorte mucho la figura.

 

Triángulo

Los hombres con este tipo de cuerpo, tienen los hombros más angostos y redondeados, y la parte media baja del cuerpo más ancha hasta las caderas. Este tipo de cuerpo es mucho más frecuente en mujeres, pero también encontramos hombres que tienen la mayor parte de su volumen en la zona inferior. Vamos a ver qué tipo de prendas te sentarían bien:

  • En este caso lo recomendable es buscar prendas superiores que te ayuden a ensanchar y dar estructura a los hombros.

  • Las camisas de botones te vendrían genial para alargar la figura.

  • Asimismo, las chaquetas con cortes estructurados y hombreras, harán que se te vea la espalda más ancha.

  • En la parte inferior, es recomendable usar pantalones rectos de colores oscuros, de talle alto y sin elementos llamativos para que no atraigan la atención.

  • Evitar en lo posible cuellos en V, ovalados o redondos, ya que “adelgazan” la parte superior del cuerpo.

 

Triángulo invertido/mesoformo:

Esta tipología se caracteriza por tener una espalda muy ancha en comparación con las caderas. Debido a la mayor proporción de espalda se suele considerar una tipología atractiva ya que proyecta una imagen de fuerza y masculinidad, no obstante no hay que perder de vista las caderas ya que su estrechez es el principal punto débil de este cuerpo.

  • Recomendamos el uso de camisas con colores neutros preferiblemente oscuros y con líneas verticales.

  • Además, las camisas con cuellos en V te ayudarán a equilibrar la figura.

  • Las chaquetas simples evitarán la adición de volumen a la parte superior.

  • En cuanto a pantalones, son recomendables los de corte recto, que no se ajusten a las piernas, y con detalles tipo bolsillos, estampados o colores claros para que den un efecto de mayor volumen.

 

Rectángulo/ectomorfo:

Es muy fácil de reconocer, ya que son hombres muy delgados y esbeltos. Sus hombros, cintura y caderas tienen aproximadamente las mismas dimensiones, proporcionando un cuerpo recto y sin casi diferencia entre sus partes.

No son cuerpos difíciles de vestir, lo ideal es usar prendas que no te queden grandes.

  • Te recomendamos que resaltes la espalda con camisas estructuradas, con líneas y cortes horizontales, colores claros o llamativos son ideales para lograr este efecto.

  • Te quedarían bien las chaquetas estructuradas más ajustadas en la parte de la axila. Evita en lo posible las chaquetas con dos botones ya que enfatizan más la forma rectangular del cuerpo.

  • También es interesante utilizar prendas sobre prendas, como puede ser una camisa polo y un cardigan sobre él para añadir volumen.

  • Si decides potenciar el ancho de los hombros, usa prendas que neutralicen un poco las caderas y así resaltarás la espalda, haciéndola ver mas amplia.

  • Si hablamos de pantalones, los más favorecedores serán los de corte recto o los algo justos.

 

Oval/endoformo:

La parte más prominente de este tipo de cuerpo es el torso, éste es más ancho que los hombros y las caderas. Los chicos con esta morfología usualmente tienen sobrepeso, por lo que sus extremidades tienden a ser más cortas y anchas.

A vosotros, hombres ovales, lo que os recomendamos son prendas que estilicen la figura como las siguientes:

  • Las camisas de colores neutros y oscuros y las líneas verticales disimularán la zona del abdomen.

  • Los cuellos en forma de V son ideales para estilizar.

  • Si hay alguna prenda que conviene evitar son aquellas demasiado justas o demasiado holgadas.

  • Es recomendable que el largo del pantalón quede justo sobre el zapato y no muy por encima de él, ya que ello da la sensación de acortar el largo de las piernas y no resulta muy favorecedor.

  • Los pantalones algo ceñidos sientan muy bien y de talle alto para que recoja bien el estómago y dé la sensación de tener unas piernas más estilizadas.

  • Hay que tener cuidado con las rayas horizontales y es recomendable evitar el uso de capuchas.

Como en el caso de las mujeres, la percepción de la figura masculina ha cambiado a lo largo del tiempo. En el siglo XIX los cuerpos ovales eran una morfología envidiada ya que simbolizaban riqueza y salud; hoy en día sucede al contrario, el tipo de cuerpo envidiado es aquel con cintura angosta y potentes músculos.

Puesto que los cánones van y vienen, no conviene, como ya hemos comentado en ocasiones anteriores, obsesionarse con alcanzar un tipo de cuerpo determinado. Ésta ha sido simplemente una orientación para que, en el contexto actual, los chicos sepáis cómo potenciar vuestros encantos sin importar realmente vuestras medidas. La base de la belleza consiste en la confianza que tengamos en nosotros mismos sin importar tallas, género o edad; nuestro cuerpo es el que es y debemos empezar amándolo, queriendo nuestras virtudes y también nuestros defectos y vistiendo, ante todo, siguiendo nuestro propio estilo.