VÍVELO... si puedes

img.png

La nueva campaña de abonados de la Unión Deportiva Las Palmas para la temporada 2015/2016 está teniendo un éxito sin precedentes. Bajo el eslogan “Vívelo”, a día de hoy se han batido todos los récords en cuanto a número de abonados y se espera que esa cifra siga en aumento. Pero este éxito ha sido posible únicamente gracias al triunfo deportivo del equipo, ya que los dirigentes del conjunto amarillo han hecho lo posible para que el resultado sea justo el contrario. A continuación explicamos los motivos:

1-      En todo momento se anuncia que la presentación de la campaña de abonos tendría lugar el día 26 de junio a las 12:00 horas, pero no se llega a informar nunca que ese mismo día comenzaría la venta y la renovación de abonos para la temporada 2015/2016. Muchos aficionados se encontrarían con la sorpresa de que a las 17:00 se abrían las oficinas para tramitar los abonos, y solo unos pocos, y gracias a filtraciones desde el club, conocían esa información y pudieron hacer cola desde horas antes.

2-      Los primeros días de tramitación han estado pesimamente organizados y han obligado a la gente a pasar hasta tres días enteros en 7 palmas para conseguir su abono. Desde el club se justifican que no esperaban tanta demanda, cosa difícil de creer cuando sabían que solamente se pondrían a disposición del público 5.000 nuevos abonos.

3-      Existía la certeza de que los precios tanto de los nuevos abonos como de las renovaciones aumentarían, pero no tanto. La afición está indignada con el aumento desmedido de los abonos con respecto a la temporada pasada. Han sacado comparativas del resto de abonos de los equipos de primera división donde se comprueba que los de la Unión Deportiva son más caros que el de los otros dos equipos recién ascendidos y se sitúa entre los más elevados de toda Primera División.

4-      Los seguidores amarillos sienten que se han aprovechado de ellos. Consideran que desde el club han visto como una oportunidad el hecho de que la mayoría de los 15.000 abonados renovarían tras el ascenso, por lo que habrían disponibles poco más de 5.000 nuevos abonos. Teniendo esto en cuenta, han querido aprovechar para aumentar todo lo posible los precios, han querido hacer negocio a expensas de la ilusión de la gente sabiendo que los aficionados grancanarios acudirían en masa a abonarse para ver a su equipo en la máxima categoría.

5-      Dentro de la subida exagerada del precio de los abonos, resulta aún más indignante el aumento de las renovaciones. A muchos abonados que llevaban siendo fieles al equipo incluso cuando el equipo disputaba la 2ªB, les resulta imposible renovar su abono con el incremento de los precios, y ven como sus asientos irán a parar a otras personas con mayor poder adquisitivo que tan solo les interesa el equipo ahora está en primera. Poco premio para los que llevan sufriendo muchos años en el estadio.

En conclusión, la afición está contenta con el equipo, pero no con la directiva. Las cosas se han hecho muy mal en cuento a logística y organización, y por otro lado, los precios se han establecido para aprovecharse de la afición amarilla. Muchos grancanarios han mostrado su malestar en las redes sociales, y la directiva ha tenido que salir al paso para disculparse. Esperemos que lo de este año no se repita más en el futuro.