El Granca: Vida más allá del fútbol

img.jpg

Felicidad inmensa, locura desmedida y lágrimas de emoción. Estas fueron las consecuencias del ascenso de la Unión Deportiva Las Palmas a 1ª división. Los grancanarios se encontraban extasiados porque su equipo competiría contra los mejores. Pero hay otro club en la isla que lleva muchos años no solo haciéndolo, sino luchando (y consiguiendo) estar entre los mejores del país. Este equipo juega al baloncesto y responde al nombre de Herbalife Gran Canaria.

Y es que hay vida más allá del fútbol, y esto lo pueden decir los 8.000 aficionados que de media han abarrotado esta última temporada el Gran Canaria Arena, flamante nuevo pabellón estrenado el verano pasado con motivo del Mundial de baloncesto celebrado en España, y dónde se disputó la copa del Rey 2014/15 ante la admiración de los aficionados de los equipos participantes.

La afición claretiana lleva 21 años disfrutando de forma ininterrumpida de la máxima categoría del baloncesto español, y por si fuera poco, estas tres últimas campañas ha presenciado como su equipo volvía a reescribir la historia del club insular. El buen ojo de su director deportivo, Berdi Pérez, a la hora de formar equipos siempre muy competitivos con un bajo presupuesto ha sido clave en el éxito de un equipo humilde pero que ha sabido hacer las cosas muy bien.

En la temporada 2012/13 y de la mano del entrenador más longevo y afamado del club, Pedro Martínez, lograba llegar hasta semifinales por primera vez en su historia tanto en copa como en los playoffs de liga y además obtuvo su puesto más alto en la temporada regular (4º). Cosechando la que posiblemente sea su campaña más gloriosa, colocándose entre los cuatro mejores equipo del país, y solo empañado por el vergonzoso sistema de licencias por el que se rige el baloncesto europeo, el cual le negó jugar la Euroliga la siguiente temporada, competición que si disputó el Unicaja habiendo quedado en 8º puesto.

Durante la siguiente campaña consigue su porcentaje más alto de victorias en liga regular (22-12), pero tras finalizar la exitosa temporada, se prescinde del entrenador. Decisión muy discutida y que aún hoy en día sigue sin entenderse. Muchos apuntan a que se debía a cuestiones políticas, ya que las continuas alusiones que hacía el entrenador claretiano en favor del partido político Podemos no gustaban nada en el Cabildo. Dicho motivo es, cuanto menos, insuficiente, puesto que estamos ante un conjunto deportivo, donde los resultados deben primar por encima de todo, y en esto, Pedro Martínez había conseguido los mejores en toda la historia del club.

Durante la actual campaña se contrata a un entrenador de renombre como es Aíto García Reneses, quién impone al equipo un estilo de juego más ofensivo y espectacular. El Herbalife consigue de nuevo hacer historia logrando el subcampeonato de la Eurocup y volviendo a hacer vibrar a su afición, aunque esta vez en el Gran Canaria Arena.

Un equipo que nos ha acostumbrado a estar siempre en la élite, y que en los últimos años se ha situado de forma continua entre los mejores conjuntos del país. La afición por este deporte ha ido aumentando progresivamente en la isla gracias a los éxitos deportivos del Granca y lo han convertido en todo un histórico dentro del territorio nacional y un motivo por el que sentirnos orgullosos todos los canarios, seamos o no amantes del baloncesto.