Retroceso

img.jpg

Se vuelve a fallar contra un rival de la misma Liga, contra un adversario sobre el papel “asequible”, contra un Eibar que si sigue en Primera fue por el descenso administrativo del Elche. El equipo vasco asaltó el Gran Canaria (0-2) y mete a la UD Las Palmas en puestos de descenso. En un partido en el que los de Herrera dieron la peor imagen de la temporada.

Los de Mendilibar pusieron en entredicho, por primera vez en lo que llevamos de campaña, la seguridad defensiva de los amarillos. La falta de Antolín Alcaraz se notó demasiado, y el debut del capitán, David García, en la máxima competición española, no pudo hacer olvidar al paraguayo. Quien si realizó un partido digno, pero demostró que no es esa su posición y tampoco pudo hacer olvidar a otro de los lesionados como es Hernán, fue Wakaso. Desempeñó sin éxito el papel de mediocentro defensivo, y aunque no paro de correr durante todo el encuentro, falló mucho en la salida de balón.

La UD firmó su peor partido en lo que lleva de campaña. Sin jugar a nada, acusando demasiado las bajas y la baja forma de su estrella, Sergio Araujo. Demostró además una inusitada debilidad defensiva, que se tradujeron en dos goles visitantes. Ofensivamente siguió con la misma tónica de siempre: les cuesta un mundo a los de Paco Herrera generar y convertir ocasiones de gol, y en este choque adoleció además de una desesperante falta de puntería.

Para colmo de males, fueron precisamente los dos jugadores que guardan alguna relación con el club insular quienes convirtieron los goles visitantes. El primer fue obra de Saúl Berjón, que temporadas atrás vistió la elástica amarilla con más pena que gloria, y que terminaría abandonando el conjunto de Pío XII por la puerta de atrás. El otro fue del casi fichaje Borja Bastón. El madrileño se da daba por hecho que sería nuevo jugador amarillo, pero la contratación de su excompañero Willian José y la irrupción del Eibar, torpedearon el fichaje. Cuatro goles firma ya el exzaragocista, tan solo dos menos que toda el equipo grancanario junto.

Ahora se presenta un parón liguero que va a ser muy largo para los de Paco Herrera. Situándose en el penúltimo puesto de la clasificación, tienen en el próximo partido contra el Getafe en el Alfonso Pérez depositadas todas las esperanzas para salir de esos puestos de descenso, y más teniendo en cuenta que luego toca recibir al líder de la Liga BBVA, el Villarreal, y viajar hasta la capital para jugar frente al todopoderoso Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Tiempo de reflexión y autocrítica para volver a la competición con más fuerza que nunca.