¿Por qué las empresas canarias pagan menos impuestos?

sistema fiscal con el objetivo último de la modernización económica y la incorporación de innovación a las islas. A finales del año pasado había ya más de 600 empresas acogidas, que dan trabajo a más de 9.000 personas y han movilizado inversiones superiores a los mil millones de euros, según datos oficiales. Un gran impulso a la zona, por la que apuestan también las grandes entidades financieras como Banco Santander, socio de referencia en las islas y que, el primer semestre de este año, ha financiado con 192 millones el negocio internacional de las empresas canarias.

Actividades que pueden participar

Vaya por delante que no se trata de un paraíso fiscal. Se exigen ciertos requisitos a las empresas que quieran acogerse a este sistema impositivo especial. En primer lugar, desde el punto de vista de la actividad económica o los servicios prestados. Hay una amplia lista de actividades que son las que pueden desarrollarse al amparo de la Zona Especial Canaria (ZEC). A grandes rasgos, se integran en cuatro bloques estratégicos. Uno de ellos es la prestación de servicios a empresas y el outsourcing.

En segundo lugar, pueden beneficiarse de esta baja tributación todas las actividades relacionadas con el sector audiovisual, desde la producción a la postproducción de largometrajes, cortometrajes, documentales, series de televisión y animación. El tercer gran campo al que está abierta es, obviamente, el sector marítimo, así como al de todas las actividades relacionadas con el transporte y la logística, ámbitos de suma importancia en la economía insular.

La industria turística y la de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) también pueden acogerse a este régimen de incentivos fiscales. Durante el pasado año, según datos oficiales de la ZEC, se autorizaron 144 proyectos nuevos, que darían empleo a más de 1.400 personas, con inversiones previstas de 196 millones de euros en un plazo de 27 meses.

Lista de requisitos

Además de encajar en el listado de actividades, las empresas acogidas al ZEC deben cumplir otros requisitos. Básicamente se resumen en ser una entidad o sucursal de nueva creación, con domicilio y sede de dirección efectiva en el ámbito geográfico de la ZEC: Tenerife, Gran Canaria, La Gomera, El Hierro, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote. Otra condición es que, al menos, uno de los administradores resida en Canarias. La empresa debe realizar una inversión mínima de 100.000 euros dentro de los dos primeros años desde el momento de su inscripción en el caso de las islas de Tenerife y Gran Canaria, o de 50.000 euros si se trata de La Gomera, El Hierro, La Palma, Fuerteventura o Lanzarote. Asimismo, debe crear un mínimo de entre tres y cinco puestos de trabajo según su ubicación en los seis meses siguientes a su inscripción y mantener este promedio durante el tiempo de su estancia en la ZEC.

Un impulsor del empleo

La base imponible aplicable al tipo reducido del 4% en el Impuesto de Sociedades está relacionada con el empleo generado. Esta es ilimitada para las empresas que creen más de 50 puestos de trabajo. Si se suman cinco trabajadores nuevos en Gran Canaria y Tenerife, el límite de la base imponible es de 1,8 millones de euros, con 500.000 euros adicionales por cada empleo nuevo en la horquilla de entre seis y 50 empleados. En el resto de las islas funciona un esquema similar, con la exigencia de un mínimo de tres puestos de trabajo frente a los cinco de las islas capitalinas.

Más eficiente que los Fondos Feder

Según estudios internos, por cada millón de euros invertidos en este marco de la ZEC se crean 55 puestos de trabajo, una eficiencia muy superior a la de los Fondos Feder o a la de la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC), otro instrumento incluido en el Régimen Económico y Fiscal de las islas para estimular el desarrollo empresarial. Según cálculos propios de la ZEC, se recauda 3,5 veces más del coste fiscal que supone la rebaja del Impuesto de Sociedades por la vía de los ingresos adicionales del IRPF de los trabajadores, la Seguridad Social que pagan las empresas y el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) por el consumo que generan.

Atracción de empresas

Otros incentivos incluidos en la Zona Especial Canaria son la exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados de las empresas inscritas en este régimen y del Impuesto sobre la Renta de No Residentes. Según los responsables de la ZEC, las empresas inscritas solo suponen el 1% del PIB canario, pero su aportación cualitativa a la economía local se basa en que se trata de actividades en sectores poco frecuentes, de mayor tamaño que la media de las empresas locales, con cuatro veces más inversión y con más trabajadores, 16 de media, además de que pagan un 16% más en sueldos. Por provincias, lógicamente Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife son las más activas en la atracción de empresas. En Las Palmas, al cierre del año pasado, operaban un total de 300 compañías, con 4.260 empleos y 714 millones de euros de inversión. En Santa Cruz de Tenerife había un total de 311 empresas, que daban empleo a 4.885 trabajadores, con 317 millones de euros de inversión.

(https://elpais.com/economia/2019/07/19/actualidad/1563520548_122186.html)

Andrea Luciani