Superluna
super luna.jpg

Un superluna extraordinaria iluminó el cielo nocturno este martes.

Se trató de la luna llena más grande y brillante de este año.

Eso fue posible gracias a una particularidad del movimiento de traslación de nuestro satélite alrededor de la Tierra.

La órbita de la Luna alrededor del planeta es ligeramente elíptica.

Esto significa que en algunos tramos de su recorrido, nuestro satélite está más cerca de la Tierra, trecho que se conoce como "perigeo" (los tramos en los que está más lejos se llaman "apogeo").

Si la Luna alcanza la fase de luna llena cuando se encuentra en pleno perigeo, la misma se ve hasta un 14% más grande,más llena y más brillante que una luna llena normal.

Es en este caso cuando observamos una "superluna", explica la NASA en su página web, y algunas son más cercanas a la Tierra que otras.

Segunda superluna

"Luna de nieve" es el nombre que le pusieron algunas tribus nativas norteamericanas (que tenían un nombre para cada luna llena del año) a la luna llena de febrero porque este es el mes en el que suelen caer las nevadas más fuertes en el hemisferio norte.

La "Luna de nieve" es la segunda superluna del año. Hubo una el 21 de enero y la última ocurrirá el 21 de marzo.

Pero la de este martes fue la más cercana a la Tierra de las tres y pudo verse en todo su esplendor durante seis horas, de acuerdo a la NASA.

Los astrónomos aprovecharon el evento como una oportunidad para motivar a la gente a salir y levantar la mirada al cielo.