Serias dudas sobre los supuestos bebés modificados genéticamente en China
China.jpeg

El anuncio que realizó este lunes el científico chino He Jiankui, que dijo que ha conseguido traer al mundo a dos gemelas cuyo ADN fue modificado, ha generado serias dudas en China que cuestionan tanto el carácter ético de esta hipótesis como el propio desarrollo del experimento.

El centro donde daba clases el experto y que presentó como asociado a sus ensayos, la Universidad Sureña de Ciencias y Tecnología de Shenzhen (SusTech), emitió un comunicado en el que advierte que He Jiankui se encuentra de excedencia sin paga desde febrero pasado. Si las pruebas que aduce el científico se realizaron, la entidad asegura que nunca se llevaron a cabo en sus instalaciones."No teníamos conocimiento del proyecto ni de su naturaleza", aclara el texto.

El centro educativo asegura además que si He Jiankui realmente ha conseguido modificar los genes de las dos gemelas habría "violado la ética académica y los códigos de conducta" del centro. "Toda investigación realizada en SusTech debe cumplir con las leyes y regulaciones", añade el escrito.

Las críticas que recibió He Jiankui de su propia universidad se sumaron al desmentido que realizó el centro sanitario que supuestamente colaboró en el proyecto de las gemelas, el HarMoniCare Hospital de Shenzhen, que negó tal extremo y acusó de fraude al experto chino al falsificar la firma del comité de éticaque presuntamente le había otorgado permiso para proceder con ese proyecto.

"Nunca hemos participado en ninguna operación clínica relaciona con los bebés con los genes modificados mencionados por He Jiankui y los bebés no nacieron en este hospital", asegura la entidad.

Lo mismo hizo el Comité de Innovación y Ciencia de la metrópoli sureña, que según el genetista también había respaldado su trabajo y que dice que nunca lo hizo.

Para colmo, su mentor científico, el profesor Stephen Quake, que le dio clases en la universidad de Standford, y que He Jiankui presentaba como asesor científico de una de las dos compañías de ingeniería genética que estableció en Shenzhen a partir de 2012 también se desvinculó del personaje y dijo que no tiene ninguna relación con esa empresa.

El caso de He Jiankui ha generado una auténtica conmoción en el país asiático, cuyas autoridades ya han ordenado una investigación oficial para aclarar si su anuncio es algo real, un mero desvarío o la iniciativa de un experto que ha decidido ignorar la ética y los reglamentos que rigen este tipo de pruebas.

El viceministro de Ciencia y Tecnología, Xu Nanping, reconoció que está "conmocionado" por la noticia, pero puntualizó que no sabe si es cierta o "es algo falso". "Si es real, es algo que está prohibido en China desde 2003", puntualizó.

De momento, He Jiankui, que el lunes se dedicó a difundir vídeos explicando su hipotético hallazgo parecía estar desaparecido este martes, no ha difundido ninguna foto de las dos gemelas, a las que llamó Lulu y Nana, ni ha presentado datos que corroboren sus palabras.

Según el diario South China Morning Post, los colegas de estudio de He Jiankui siempre le describieron como un "genio loco" que aspiraba a ser el Einstein chino y que primero se especializó en física, algo que abandonó cuando se dió cuenta que "la era dorada de la física había concluido".

En 2017, el propio He Jiankui aseguró en un blog que la modificación de genes no era lo suficientemente segura como para ser probada con humanos. Un grupo de 122 científicos chinos publicó el lunes otra carta en una página especializada en la que calificó el hipotético experimento de su colega como una "locura" y algo "injusto para otros investigadores que se adhieren a los límites que marca la moral".

"Se ha abierto la caja de Pandora. Todavía podríamos tener un atisbo de esperanza si podemos cerrarla antes de que sea demasiado tarde", proclamó el grupo de expertos reflejando la indignación que ha provocado este asunto en la nación asiática.