Política Territorial creará este año una Red de Alertas para la vigilancia de especies exóticas invasoras

Culebra Real de California (Ramón Gallo).

La Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, a través de su Dirección General de Protección de la Naturaleza, con objeto de impulsar el seguimiento general de Especies Exóticas Invasoras (EEI) y de aquellas con potencial invasor, tiene previsto crear en 2017 una Red de Alertas para la vigilancia de especies exóticas invasoras en Canarias, así como la adopción de las medidas de gestión, control y posible erradicación de las especies incluidas en el Catálogo de EEI.

Como medida de control de especies exóticas, y en colaboración con otras entidades, la Consejería que dirige Nieves Lady Barreto promueve y apoya además actuaciones para afrontar la erradicación de la Culebra California en territorio canario. En este sentido, hasta 2020, el Ejecutivo canario tiene el compromiso contractual con la Unión Europea de dar continuidad a las acciones de control sobre esta especie por una cantidad de 80.000 euros anuales.

Respecto al seguimiento de especies amenazadas y protegidas, la Dirección General de Protección de la Naturaleza prevé llevar a cabo, durante el ejercicio de 2017, estudios sobre el área de distribución, censos y tendencias de las poblaciones de especies silvestres, priorizando las recogidas en los catálogos de protección en las categorías 'en peligro de extinción' y 'vulnerables' como la Pimelia granulicollis, Cymodocea nodosa y Cystoseira abies marina, entre otras, así como aquellas otras protegidas de las que no se dispone de información reciente o existen indicios de que su situación pudiera verse visto agravada en los últimos años.

Obtener información actualizada sobre la situación de las poblaciones de las especies canarias protegidas y las amenazas que sobre ellas inciden es el objetivo principal que se persigue en el marco del seguimiento de especies amenazadas y protegidas. Esta información es relevante en la medida que orienta la toma de decisiones en materia de gestión y conservación de la biodiversidad del Archipiélago y, en particular, de las especies amenazadas.